Inicio Servicios Construyen la primera escuela pública de Puerto Madero

Construyen la primera escuela pública de Puerto Madero

Compartir

Se trata de la construcción de un establecimiento de nivel inicial que recibirá a chicos de 3, 4 y 5 años, y que viene a suplir la demanda de vacantes con las que cuenta el Distrito Escolar 4, al que pertenecerá la nueva institución.

Es uno de los polos turísticos con más desarrollo de la Ciudad, donde confluyen la gastronomía, la arquitectura y el aire libre. También es una ventana al lujo y el confort con el que viven muchas celebridades y políticos del ámbito nacional. Puerto Madero es un espacio atípico por muchos motivos, que a fuerza de obras comienza a integrarse al entramado urbano y social porteño. La más emblemática es el mega proyecto del Paseo del Bajo, que conectará a la zona de los diques con el centro. Pero días atrás asomó en el mapa otra novedad mucho menos majestuosa, aunque bastante más simbólica: la construcción de la primera escuela pública dentro del barrio, en Calabria y Rosario Vera Peñaloza.

La iniciativa será financiada íntegramente por la Corporación Puerto Madero, dependiente del Ministerio de Gobierno de la Ciudad y también a cargo de la creación de cinco polideportivos. Se trata de la construcción de un establecimiento de nivel inicial que recibirá a chicos de 3, 4 y 5 años, y que viene a suplir la demanda de vacantes con las que cuenta el Distrito Escolar 4, al que pertenecerá la nueva institución. En él se encuentra el Barrio Rodrigo Bueno, antitético vecino de Puerto Madero en el que reside una buena parte del futuro alumnado de la escuela.

«El equipo de proyectos se focalizó en la realización de una escuela con infraestructura edilicia de vanguardia, una herramienta para alcanzar la educación de calidad, inclusiva e igualitaria en un entorno propicio para reafirmar los derechos del niño», mencionan desde el Ministerio, y dan cuenta de que el desarrollo está pensado desde sus orígenes para ser una «escuela verde». En ellas se fomenta la sustentabilidad a través de la educación y la gestión ambiental en las instituciones.

Esta impronta se refleja desde el diseño del edificio, que contará con una terraza con vegetación nativa para permitir el ahorro adicional de agua y energía, además de la captación de agua de lluvia para uso de riego (y así evitar el consumo agua potable para la huerta y el césped). Tendrá aislaciones en muros y cubiertas para mejorar el rendimiento de la climatización, ventilación cruzada para reducir el uso de aire acondicionado, e iluminación LED que dura más horas, consume menos energía y no tiene sustancias contaminantes. Además, en los patios los pisos antigolpes serán de caucho reciclado.

Enfocada en la etapa inicial de los chicos, la escuela tendrá un Salón de Usos Múltiples, como así también otro de Multimedia y un comedor. Sobre una única planta se construirán ocho aulas, dos para niños de tres años, dos para cuatro años, dos para los de cinco, una destinada a música y otra a informática (mediateca). En medio de ellas, un patio con jardín y huerta pedagógica las comunicará entre sí, y en otro sector estará el área de dirección y la sala de primeros auxilios. En total, el nuevo emplazamiento demandará $ 70 millones. 

Ubicada a la altura del Dique 1, sobre unos 1.700 metros cuadrados de avenida Calabria y Rosario Vera Peñaloza, según indican desde Gobierno «el 15 de diciembre la escuela tiene que estar terminada, forma parte de los compromisos de la Ciudad: 30 nuevas escuelas para sala de 3 años, y educación digital en sala de 5», adelantan. Si los plazos se cumplen, el establecimiento podrá matricular a 150 alumnos para el ciclo lectivo 2019 y, en función de la demanda, podría estudiarse la aplicación de la jornada completa.

Por su parte, en el Ministerio de Educación e Innovación porteño comentan que por tratarse de una escuela pública la institución quedará bajo su órbita, y que el nombre con el que se la denomine, y que aún no está definido, será votado por la comunidad educativa y enviado a la Legislatura de la Ciudad para su aprobación.

Con este nuevo edificio, el Programa Escuelas Verdes suma 200 instituciones que aplican sus contenidos desde el punto vista ambiental. En esta misión también participa el Ministerio de Ambiente y Espacio Público mediante la entrega de cestos y composteras, y las visitas al centro de reciclaje de la Ciudad.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here