Inicio Novedades La banda de Puerto Madero, Los cara de nene

La banda de Puerto Madero, Los cara de nene

Compartir

La detención de uno de los cabecillas de la banda de los “cara de nene”, organización que había sido desmantelada semanas atrás acusada de robar con el “cuento del tío” a jubilados de alto poder adquisitivo, y el secuestro de una importante cantidad dólares, relojes de primera marca y alhajas de oro fue el saldo de siete allanamientos que efectivos de la Policía de la provincia de Buenos Aires realizaron en Capital Federal.

La captura la realizaron numerarios del Comando de Patrullas Tigre –con la colaboración de personal de la Sub DDI de este distrito, Agencia Federal de Inteligencia (AFI) y Prefectura Naval Argentina- y se llevó a cabo en un departamento ubicado en un edificio sito en avenida Juana Manso de Puerto Madero.

En este lugar se apresó a este sujeto de 27 años que era uno de los autores de los llamados “cuentos del tío” y se incautaron 12 mil dólares, siete relojes de primera marca, varias alhajas de oro, una máquina de contar billetes, teléfonos celulares, una caja fuerte, y, del garaje del inmueble, una camioneta Land Rover Evoque.

Según las pesquisas, el sujeto pagaba un alquiler cercano a los 2.500 dólares y el rodado habría sido adquirido con el dinero obtenido producto de los ilícitos.

Por otro lado, los policías registraron una joyería situada en Amenábar al 2100, donde reducirían las joyas que las víctimas pagaban, y secuestraron 60 mil dólares, otros cinco relojes y más alhajas de oro.

 

En tanto, se llevó a cabo un procedimiento en una sucursal bancaria ubicada en Rivadavia al 1100 del barrio de Caballito y en una de las cajas de seguridad de uno de los integrantes del grupo delictivo se hallaron más joyas y documentos de propiedades.

Por otra parte, los otros cuatro allanamientos se efectuaron en departamentos sitos sobre la avenida Directorio (dos), y las calles Montañeses y Amenábar, donde se incautaron más dinero en efectivo, alhajas, dos cajas fuertes, teléfonos celulares y cámaras de seguridad.

Además, en uno de esos inmuebles fue identificada la esposa de uno de los sujetos, quien cumple arresto domiciliario por un secuestro extorsivo.

Estos recientes allanamientos es la continuidad de la investigación contra la banda de los “cara de nene” que se dedicaba a realizar “cuentos del tío” a jubilados de alto poder adquisitivo –están comprobados al menos 20 hechos- que fue desbaratada a principios de agosto y que aún sigue su curso. Por esta causa ya que hay cuatro detenidos.

Interviene la UFI a cargo del Dr. Patricio Ferrari y el Juzgado de Garantías N° 1, ambos pertenecientes al Departamento Judicial San Isidro.

Fue medalla de oro y hoy está preso por estafador

A sus 27 años, Federico Ferriol Laffoulliere conoce de primera mano los lujos que facilita el dinero. Vivía en un departamento de Puerto Madero, por el que pagaba 4000 dólares por mes entre alquiler y expensas, y se movía en una camioneta valuada en un millón y medio de pesos. Su ostentación tuvo un corte abrupto la semana pasada, cuando fue detenido y acusado de formar parte de Los Cara de Nene, una banda que recaudó más de 2 millones de dólares con estafas a jubilados.

Ferriol Laffoulliere se consagró campeón de taekwondo en la categoría hasta 54 kilos. Tenía 18 años y fue la única medalla dorada que obtuvo la delegación. Meses después se quedó con el premio Olimpia de su especialidad. A pesar de ser señalado como una de las promesas de la disciplina, se quedó afuera de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, donde se consagró campeón el correntino Sebastián Crismanich. Ese traspié marcó el principio del fin de su carrera. Según el sitio especializado www.taekwondodata.com, su última presencia en una competencia internacional fue hace seis años.

Los Cara de Nene están acusados de más de 20 estafas contra jubilados. Según determinaron los investigadores, encabezados por el fiscal Patricio Ferrari, siempre utilizaban una mecánica similar: llamaban a la casa de las víctimas, se hacían pasar por empleados de un banco y anunciaban que se acercaba una corrida cambiara o que había que cambiar los billetes porque quedaban fuera de circulación. “No viste la tele, se vencen ya”, solían repetir.

Elegían a víctimas de más de 70 años, generalmente en barrios de alto poder adquisitivo en la zona norte del Conurbano, y para sus llamadas usaban al menos dos celulares que cambiaban todos los días. Tiraban el chip y también se deshacían de los equipos. Así habrían logrado recauda más de 2 millones de dólares. El dinero que robaban lo invertían en propiedades y autos de lujo. Parte de la banda, al descubrir que la Justicia estaba tras sus paso, aceleró la compra de bienes. En el último mes adquirieron ocho autos nuevos y un departamento valuado en 120 mil dólares.

Los primeros detenidos fueron Leandro Roa, Franco Toral y su papá, Isidro. La semana pasada cayó Ferriol Laffoulliere en el departamento de Puerto Madero y el fin de semana atraparon al cuarto acusado: Emmanuel Eduardo Coria. El líder de la organización, Gustavo Pichón Mateo, sigue prófugo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here