Inicio Empresas Kimberly Clark sigue ocupada

Kimberly Clark sigue ocupada

Compartir

Trabajadores y familiares de Kimberly Clark se movilizaron esta semana a las oficinas Centrales de la empresa, ubicadas en Puerto Madero, para llevar su reclamo de la reapertura inmediata de la fábrica.

Y luego participarán de una audiencia en la secretaría de Trabajo, en Callao al 100. «Denunciamos que el procedimiento preventivo de crisis que presentaron es trucho, y mantenemos la permanencia en planta en defensa de los 200 puestos de trabajo».

El 25 del mes pasado esta empresa de origen norteamericano anunció el cierre de su planta en Bernal, afectando a doscientos trabajadores. «Es una respuesta a la necesidad de la compañía de adaptarse a los cambios y reenfocar su estrategia a categorías de mayor valor agregado», informó la empresa en un comunicado.
La noticia sorprendió a los empleados pero no los paralizó: adentro de la plata y en asamblea resolvieron la ocupación de las instalaciones.

Walter Relañez, delegado de los obreros de Kimberly Clark en Bernal, confirmó quela toma continúa y que el reclamo es por la continuidad de los puestos de trabajo. Hicimos un acto muy importante de presencia junto con nuestras familias en frente de las oficinas administrativas de la empresa en Olga Cossettini, Puerto Madero. Y desde allí marchamos hasta el Ministerio (de Producción y Trabajo) donde se estaba llevando a cabo una audiencia para definir la situación», afirmó el delegado, para quien lo que están viviendo es un «lockout patronal».

Los trabajadores nucleados en el Sindicato Obrero de la Industria del Papel y Cartón de Bernal no pudieron ingresar a la reunión con los representantes de la empresa, ya que sólo estaba convocada oficialmente para la misma la Federación de Obreros y Empleados de la Industria del Papel, Cartón y Químicos.

En esta instancia, la compañía ratificó el inicio del Proceso Preventivo de Crisis (PPC) y reiteró su intención de abonar indemnizaciones con beneficios adicionales a los despedidos. El PPC es el paso obligatorio que deben cumplir las compañías cuando pretenden desvincular al 15% de su fuerza de trabajo, en el caso de firmas de menos de 400 trabajadores, o a más del 10% en empresas de entre 400 y 1.000 trabajadores; y a más del 5% en las de más de 1.000 personas.

La Federación por su parte, manifestó su rechazo al cese de operaciones en la planta y dejó constancia en el acta de su solicitud de plazo de ley, a los fines de fijar posición ante esta decisión de la compañía.

«Nosotros seguimos porque queremos la continuidad de los 200 puestos de trabajo y la reactivación inmediata de la planta para seguir en actividad, queremos trabajar», replicó Relañez.

Por su parte, voceros de la compañía reiteraron a este medio que «en línea con sus valores, Kimberly-Clark hará especial hincapié en el cuidado, el apoyo y el acompañamiento que sus colaboradores merecen, y cumplirá con la totalidad de las indemnizaciones y beneficios que contempla la normativa laboral vigente en Argentina. Asimismo, inició negociaciones con las partes con el fin de acordar un paquete que contemple beneficios adicionales».

Mercado local

La decisión de cerrar la unidad productiva de Bernal fue comunicada por Kimberly-Clark Argentina la semana pasada, en medio de un proceso de reestructuración a nivel mundial, que inició el año pasado y por el cual anteriormente se dieron de baja otras plantas en Estados Unidos y Brasil.

«Kimberly-Clark no se va del país. Aún cuenta con dos unidades de producción en Pilar y en San Luis. En la primera se fabrican productos de protección femenina y para adultos, en la segunda pañales para niños y adultos», dijeron la semana pasada desde la firma dueña de las marcas Huggies, Kleenex, Plenitud, Scott y Kotex.

La empresa tiene presencia en la Argentina desde 1992 y conserva hoy más de 1.000 empleados en el país.

«La compañía reenfocará su estrategia de negocio al resto de las líneas y seguirá invirtiendo en el país, dado que continúa siendo un mercado clave para Latinoamérica», indicaron en un comunicado.

«Argentina, casa matriz para el Cono Sur, sigue siendo un mercado clave para la compañía. A través de sus operaciones produce y exporta a 4 países de la región, empleando a más de 1.000 colaboradores en el país», se lee en la misiva enviada a los medios esta semana.

Consultados por sobre la continuidad en el mercado local de los productos hasta ahora fabricados en Bernal, desde KC Argentina respondieron que su «intención es que las marcas permanezcan en el país. Se están evaluando diferentes alternativas pero en este contexto aún no tenemos definiciones».

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here