Inicio Novedades Estacionamiento subterráneo sólo para autos oficiales que costará $450 millones

Estacionamiento subterráneo sólo para autos oficiales que costará $450 millones

Compartir

Tendrá dos pisos. Uno con 300 cocheras de uso exclusivo para autos de Presidencia de la Nación, Ministerio de Defensa y otros entes oficiales con ubicados por la zona. El otro píso será para albergar a las líneas de colectivos que hoy tienen base detrás del CCK.

Los cambios urbanísticos y de transporte que generarán en la Ciudad de Buenos Aires la nueva autopista del Bajo y del Parque del Bajo en la zona este del ámbito porteño incluirán la construcción de una mega playa de estacionamiento subterránea de uso exclusivo para autos oficiales.

Costará un poco más de $450 millones y se ubicará bajo una zona del enorme pulmón verde que tendrá el bautizado «Central Park porteño» que unirá Plaza de Mayo con Puerto Madero y que supone una obra de reconfiguración de un área de 136.000 m2 comprendida entre las avenidas Belgrano y Corrientes, en el eje sur-norte; y Paseo Colón y Huergo-Madero, en el eje este-oeste.

Este gran espacio verde albergará plazas, parques, sectores deportivos y recreativos además de ciclovías y será complementario al Paseo del Bajo que conectará las autopistas Illia y la Buenos Aires-La Plata con un diseño de trinchera abierta con cuatro carriles por donde circulará solo tránsito pesado. Irá entre Alicia Moreau de Justo y Madero-Huergo y luego en la zona de Retiro circulará por las avenidas Ramos Mejía, Antártida Argentina y Castillo.

El gobierno porteño acaba de firmar el decreto aprobatorio de los pliegos de bases y condiciones para licitar la obra  llamada “Playa deEstacionamiento Subterránea y Regulación de Colectivos Parque del Bajo”.

Será un mega garaje de dos pisos. En uno se ubicarán las 10 líneas de colectivo que hoy hacen base junto al edificio del Centro Cultural CCK y el otro se repartirán 300 cocheras entre los autos oficiales afectados a Presidencia de la Nación, Ministerio de Defensa, Aduana y el resto de los organismos públicos que funcionan en la zona.

Su techo serán el Centro Cultural CCK, la plaza Presidente Perón (delante del edificio de la Aduana), los jardines de la Plaza de Armas del Ejército Argentino, el actual helipuerto presidencial, la Plaza del Correo y los fondos de la Casa Rosada.

Según el decreto firmado por el jefe de gobierno porteño Horacio Rodriguez Larreta, “se autoriza a los diferentes ministerios involucrados a dictar los actos administrativos necesarios para adjudicar la licitación pública y suscribir la pertinente contrata y dictar todos los actos administrativos que fueren necesarios para lamaterialización, control y ejecución de la obra desde su inicio hasta su finalización y recepción definitiva, así como las modificaciones de obra y ampliaciones de plazo, y su rescisión, en caso de corresponder”.

El pliego de bases y condiciones que dio a conocer por estos días el Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte de la Ciudad de Buenos Aires sostiene su objetivo será el de aumentar la superficie deestacionamiento para los vehículos que actualmente estacionan en los alrededores de la zona afectada al proyecto, aunque dejando lilbre una gran superficie a nivel de calzada para uso de los vecinos.

“También mejorará la regulación de colectivos y el tráfico de la zona”, se agrega en las bases de este proyecto que fue propuesto por la Dirección de Tránsito del ministerio a cargo de Franco Moccia, con documentación de la licitación realizada por una consultora especializada en ingenería civil y vial.

En cuanto a su finalidad, la obra busca también reordenar eltránsito en la zona de Casa Rosada ya que no solamente prevé el estacionamiento de vehículos particulares, sino que también propone una planta exclusiva para la regulación de las líneas de transporte público que actualmente estacionan en superficie.

Según el decreto, “se generará también más superficie absorbente y parquización sobre la playa de estacionamiento subterránea y los beneficiarios de la obra serán empleados de reparticiones y dependencias de la administración pública nacional, empresas y choferes de colectivos que deben estacionar en la zona y los vecinos de la ciudad”.

Con respecto a los oferentes, deberán poseer antecedentes concretos en obras de arquitectura o ingeniería ejecutadas, construcción de puentes vehiculares, obras similares en los últimos cinco años con estructuras premoldeadas.

“Serán tenidos en cuenta a fin de evaluar la conveniencia de una oferta, aunque no como requisito excluyente, antecedentes consistentes en obras de similar volumen y complejidad o con similar destino a la que se licita”, agrega el pliego en el cual también se reclama a los interesados “acreditar antecedentes suficientes en este aspecto para realizar la obra”.

Habrá una comisión evaluadora de las propuestas que propiciará laadjudicación a favor de la oferta más conveniente, aunque la decisión podrá estar sujeta a impugnaciones, que serán resueltas, en el caso de haberlas, por la Procuración General de la Ciudad de Buenos Aires.

La nueva playa, que tendrá 15 meses como plazo de ejecución, se sumará a la transformación de toda esa área urbana porteña que se inició con el Paseo del Bajo y que tiene como objetivo agilizar la circulación del tránsito, revalorizar la zona, recuperar espacios para el uso público y generar una mejor conexión entre el sur y el norte de la Ciudad.

Como parte de la creación del Parque del Bajo se correrá la reja del Ministerio de Defensa, que sumará más espacio público. También habrá un nuevo trazado para la Avenida La Rábida, que facilitará el recorrido vehicular y permitirá el paso peatonal en las inmediaciones de la Casa Rosada.

Se relocalizará el helipuerto presidencial, hacia el perímetro interior de la Casa de Gobierno, en la plazoleta 11 de Julio de 1580. Lo mismo ocurrirá con los monumentos de Juana Azurduy, Juan de Garay

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here