Inicio Empresas Guillermo Dietrich recorrió el Paseo del Bajo

Guillermo Dietrich recorrió el Paseo del Bajo

Compartir

El ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, realizó una recorrida con usuarios (en este caso, camioneros) por un tramo del gigantesco obrador de 7 kilómetros que en mayo del año próximo será el Paseo del Bajo para desmentir la paralización de la obra púbica, por lo menos en su área. «Estamos haciendo un esfuerzo muy grande para continuar con todo lo planificado».

Y aseguró que la reducción que se vio obligado a practicar  para que el Estado nacional cumpla con el 1,3% de déficit acordado con el FMI en el Presupuesto 2019 «será compensado con obras dentro del PPP».

Confiado, Dietrich explicó: «El Paseo del Bajo no tiene ningún problema de financiamiento, porque tiene un préstamo de la Corporación Andina de Fomento (CAF) de 700 millones de dólares, que está vigente».

Dijo que la obra que fue licitada en tres tramos tiene una ejecución del 50% en dos de ellos, y en el tercero, el 35%, porque la UTE Isolux Corviám se retiró en octubre del año pasado de la obra luego de que Isolux Corsán, en España, entrara en concurso de acreedores mientras aquí incumplió el contrato. Juan Carlos Goycoechea, ex CEO de Isolux, fue el primer arrepentido en la causa de los cuadernos.

 «AUSA se hizo cargo de los pagos a proveedores inmediatamente y la UTE que quedó tercera en la licitación, conformada por JCR SA y Coarco SA, continuó la operatoria», dijo el ministro.

En la recorrida, el secretario de Planificación de Transporte de la Nación, Germán Bussi, les comentó a los camioneros que «el proyecto de la (Autopista) Ribereña  tuvo muchísimas versiones, más de 20, y cuando nosotros estábamos en la Ciudad planteamos que no estábamos de acuerdo con que esta fuera una infraestructura para autos, porque en cualquier escenario esto se iba a saturar, y el mismo problema que teníamos en la superficie lo íbamos a tener en el túnel».

«Iban a decir que había que sacar los camiones del túnel porque les quitaban capacidad a los autos, o sea que estaríamos en el mismo problema, por eso teníamos que resolver en forma exclusiva el tránsito pesado y de vehículos de larga distancia, que circulará en trincheras, así en la superficie podíamos ordenar el tránsito de manera de que puedan circulan bien, a 60 kilómetros por hora, sin necesidad de hacer una gran infraestructura», agregó.

Por su lado, el director general de AUSA, Carlos Frugoni, para poder comprender la obra recordó: «Estamos uniendo la Autopista Illia con la Autopista La Plata y la 25 de Mayo, que ya están en altura. Bajamos con los viaductos, ese es un contrato (viaducto norte y viaducto sur), y después tenemos dos contratos en trinchera, uno tiene 1.500 y 2.500 cada uno».

Dijo que «se firmó el acta de inicio el 2 de enero de 2017 y estamos en un desarrollo de obra interesante, así que estamos muy conformes con el desarrollo de la obra y creemos que en el primer cuatrimestre de la obra estará terminada».

«Esto está enmarcado en un plan que venimos desarrollando con el presidente (Mauricio) Macri y con (Horacio) Rodríguez Larreta en la Ciudad para mejorar la logística, para superar el problema de la congestión por los desvíos para entrar al Puerto de Buenos Aires-Dock Sud, para que todo esto fluya mucho mejor. Algo similar estamos haciendo en el Puerto de Rosario y en el de Bahía Blanca», agregó Dietrich.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here