Inicio Construccion Hormigón premoldeado, listo para usar

Hormigón premoldeado, listo para usar

Compartir

El hormigón premoldeado (también denominado prefabricado), surgió de la necesidad de resolver con rapidez y economía diversas partes de una construcción. Sin embargo, sus características de producción también le confirieron la condición de un producto de calidad. Además, en su uso se puede combinar la imaginación del diseño con múltiples formas, texturas y colores. 

En ese sentido, aporta soluciones a necesidades funcionales y estructurales, a lo que debe agregarse una propiedad fundamental: la nobleza del hormigón, con alta resistencia a los agentes atmosféricos y mínima tarea de mantenimiento. 

La producción

Se trata de un simple proceso de construcción, en el que se consiguen grandes ventajas frente a los procesos tradicionales. Su producción se realiza de forma independiente de la obra, y el montaje se efectúa en el momento indicado. Así, se reducen los tiempos de ejecución de obra, y consecuentemente se abaratan los costos: ya no se producen las demoras que puede ocasionar el mal tiempo o las temperaturas extremas.

El hormigón premoldeado cuenta con propiedades únicas, que lo convierten en material ideal para obra de viviendas, piscinas, grandes espacios y también para mobiliario, tanto de exteriores como interiores, entre las que se destacan:

· Durabilidad. Resiste al clima riguroso y uso intenso.

· Ecológico. El proceso de producción de hormigón no produce efluentes, ni tiene ningún derivado tóxico. Consume menos energía que el uso de metales o plásticos, y contiene gran porcentaje de cargas de materiales reciclados.

· Moldeable. Pueden elaborarse bajo moldes con diseños diferentes, sean simples o complejos.

· Peso. Apropiados para instalaciones perdurables.

Los productos 

Existen multiplicidad de productos. Desde lo estructural, pueden mencionarse viguetas para techos, columnas y hasta tapias.  Están los marcadamente funcionales como pilares para cajas de electricidad,  cabinas para tubos de gas, aros para pozos y cámaras, entre otros.

También se encuentran elementos ornamentales de neto corte artesanal, como las balaustradas con pasamanos y columnas, cenefas, molduras y apliques. También se producen pérgolas, esferas, losetas cribadas ecológicas y mobiliario para el jardín.

Otro producto destacable son las losetas atérmicas y antideslizantes para veredas de piscinas, con una gran variedad de diseños y modulaciones, que mejoran considerablemente el aspecto estético y funcional de la pileta. 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here