Inicio Propiedades El negocio inmobiliario en Barracas, San Telmo y La Boca

El negocio inmobiliario en Barracas, San Telmo y La Boca

Compartir

Por qué los desarrolladores eligen invertir en la Zona Sur de la Ciudad. La incidencia de la tierra y los valores.

Los barrios del Sur de la Ciudad de Buenos Aires están renovando sus ofertas inmobiliarias con proyectos que van desde edificios de pocas unidades hasta mega emprendimientos.

Varios factores definen su atractivo, aunque para Daniel Cohen Imach, titular de Cohen Imach Soluciones Inmobiliarias, con varios desarrollos en la zona, “la principal causa es la determinación política. El Gobierno de la Ciudad impulsó hace algunos años el desarrollo del Sur e hizo importantes obras sobre las avenidas Patricios, Montes de Oca y el área del Polo Tecnológico en Parque Patricios, entre otras. Todo esto, además de un régimen especial para empresas, coadyuvó al éxito del desarrollo de zonas largamente postergadas”.

Barracas, La Boca y San Telmo son, para Marcelo Di Mitrio, de la inmobiliaria homónima, aquellos que “mejor conservan esa ‘cosa de barrio’ que se ha perdido en muchos casos en el resto de la ciudad”. Y esta cualidad, “potenciada por un riquísimo patrimonio arquitectónico, múltiples manifestaciones culturales, y la cercanía a Puerto Madero y la Reserva Ecológica Costanera Sur”, es para el especialista una de sus mayores ventajas. Y aclara: “Adicionalmente, dentro de esos barrios se verifican ejes específicos de desarrollo tal como ocurre con la avenida Montes de Oca (en Barracas), el área cercana a la Usina del Arte (en La Boca) y el corredor de la avenida Juan de Garay (en San Telmo)”.

Darío López, de la desarrolladora Arquitectónika, coincide con Di Mitrio y suma a Parque Patricios por su ubicación, valor de los terrenos y accesibilidad. Mientras que en La Boca y Barracas el fuerte son las viviendas, “principalmente para consumidor final, de 2 o 3 ambientes; o inversores, de un ambiente; o estudios para renta”; en Parque Patricios lo son las oficinas. Según la experiencia de López, la incidencia de la tierra en toda la zona fue subiendo, “pero está a un precio razonable, en aproximadamente 500 dólares por metro cuadrado de construcción vendible”. En tanto, el valor por metro cuadrado en un emprendimiento de fideicomiso al costo en el pozo, es US$2350/m2.

Para Di Mitrio, en cambio, la incidencia promedio se ubica un poco más abajo, entre los 300 y los 400 US$ / m2. “Localizaciones muy demandadas pueden estar algo por encima de estos valores; como otras, más periféricas, por debajo”, aclara.

Sin embargo, Cohen Imach insisnte en que la ventaja fundamental, además del precio, “está dada por la posibilidad de permanencia, por el arraigo. Hay mucha gente que se crió en un lugar y que no quiere mudarse. Para ellos, estos nuevos desarrollos les brindan la posibilidad de acceder a viviendas modernas y más equipadas, sin resignar su lugar de pertenencia”.

Además, el empresario destaca que, cuando los números para emprender son muy ajustados, el Sur es una buena opción en comparación con otras áreas mejor valuadas. “Para tener una idea, hoy se consigue desarrollar en los barrios del Sur con un precio final que muchas veces es de la mitad o de un tercio respecto de otros como Palermo o Belgrano”.

Fuente: Clarin.com

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here