Inicio Novedades Cristóbal López quiere quedarse en el dúplex de Cristina en Puerto Madero

Cristóbal López quiere quedarse en el dúplex de Cristina en Puerto Madero

Compartir

El dueño de Indalo apeló a la Cámara la prohibición del juez Bonadio para renovar el alquiler en el Madero Center.

Cristóbal López resiste y se niega a dejar el departamento que le alquila Cristina Kirchner. Después de que el juez Claudio Bonadio le prohibió que renueve el contrato con Los Sauces SA -inmobiliaria de la ex presidenta investigada por lavado de dinero-, el empresario kirchhnerista apeló la decisión y hasta que la Cámara no se expida al respecto, no dejará el dúplex de Madero Center. Comenzó a pagar el alquiler, a una valor no actualizado, ya que rige el contrato viejo, en una cuenta judicial.

«No es posible prolongar la relación locativa con dichos inquilinos, debiendo el interventor procurar que los inmuebles de propiedad Los Sauces SA sean arrendados a personas ajenas a la investigación», había resuelto el magistrado en abril. Con esta determinación, dio marcha atrás a la negociación que Cristóbal López había iniciado con Francisco Branda, interventor de Los Sauces SA para seguir alquilando el dúplex de Madero Center que le pertenece a la ex presidenta.

La medida fue apelada por la defensa de López, «hasta que no haya una resolución de la Cámara no se va a ir del lugar», señaló una fuente allegada al empresario K. El departamento en cuestión es el de la calle Juana Manso 555, donde tiene su oficina principal y donde funciona Administración Austral, la firma que nuclea las participaciones accionarias del empresario K en diferentes sociedades.

Por este dúplez Inversora M & S (del Grupo Indalo) pagaba 32.250 dólares por mes (el último año). Desde 2012 a febrero de este año, Cristóbal López garantizó a la ex Presidenta 1.727.500 dólares. Según confirmaron desde el entorno del empresario K, en la actualidad y al no poder renovar el contrato que venció el 1° de marzo, se acordó con el interventor «pagar la misma cifra que se vernía abonando».

El dueño de Indalo y su socio Fabián De Sousa son los principales inquilinos de Los Sauces SA: representan el 63% de la facturación de la inmobiliaria. Garantizaron a los Kirchner en total de $ 18,6 millones, desde 2009 a febrero de 2016, por el alquiler de los pisos 8 y 9 “D”, y por el piso 4 L del edificio “Dique” del mismo complejo. Esta relación comercial podría llegar a su fin, tras la decisión de Bonadio.

El alquiler, que se esperaba renovar por dos años, es el del dúplex. Por el mismo iba a pagarse con cheques a nombre de la intervención judicial y en pesos al tipo de cambio oficial del día. La propuesta fue elevada a la Justicia y el juez ordenó que el contrato no se renueve. Cristóbal López no está dispuesto a dejar el lugar en el que «puso mucho dinero para renovarlo» y que como ya dijo él ante la Justicia, «resulta cómodo» ya que vive en el mismo complejo.

Los abogados están a la espera de que la Cámara resuelva la situación. Mientras tanto, sigue manteniendo sus oficinas principales en Puerto Madero. La Justicia había detectado que el dueño de Indalo estuvo pagando el alquiler pese a que, en el primer tiempo, el contrato de locación estaba a nombre de una cooperativa que nada tenía que ver con su holding.

El juez señaló que «se procesó al señor López y De Sousa en el entendimiento de que formaron parte de una banda junto a los accionistas de Los Sauces SA (la familia Kirchner) con el objeto de recibir dinero como pago de ‘retornos’ originados en la concesión de la obra pública, licencias habilitantes de juego y/o concesión de áreas petroleras», y que al estar todos procesados por asociación ilícita y lavado de dinero, «no es posible prolongar la relación locativa con dichos inquilinos».

​Así, se pidió que el interventor procure que los inmuebles de propiedad Los Sauces SA «sean arrendados a personas ajenas a la investigación». La intervención sobre la inmobiliaria de los Kirchner se prorrogó por seis meses más.

Durante varios meses, y con el contrato ya vencido el empresario K permaneció en el departamento sin pagar alquiler. «No había indicaciones de a dónde debía depositarse el dinero», señalaron desde el Grupo Indalo. La transferencia siempre se hacía en dólares y a la cuenta bancaria de Los Sauces en el banco Santa Cruz. Con la intervención ordenada por Bonadio y buscando regularizar la situación de López, se comenzó a pagar en una cuenta judicial.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here